El titular del Ministerio de Educación y Cultura, Pablo da Silveira, anunció este lunes que se mantendrá el habitual calendario de clases: los últimos días de febrero comenzarán los maestros (los profesores de secundaria y UTU tienen exámenes desde febrero), y en marzo los estudiantes. La Federación Uruguaya de Magisterio-Trabajadores de la Educación Pública (FUM-TEP) elevó una nota al presidente de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Robert Silva, en la que consulta por la fecha de inicio de clases, así como por la organización de pasos previos al comienzo del trabajo con estudiantes.

En concreto, la FUM-TEP le consulta a Silva por “el calendario de elección de cargos, teniendo en cuenta el tiempo que se necesita para cumplir con la totalidad de los llamados, con el fin de que cada docente pueda tener garantizado su puesto de trabajo al inicio de los cursos, y al mismo tiempo se asegure que cada grupo de alumnos tendrá su maestro al frente”. Además, advierten que para dar inicio a los cursos, es necesario que “se cumplan organizadamente y con tiempo suficiente estos actos administrativos y a la vez tener en cuenta la situación sanitaria del país”.

En diálogo con la diaria, la secretaria general de la FUM-TEP, Elbia Pereira, aclaró que “llama la atención que una vez más estos anuncios se hagan por prensa, porque a los funcionarios docentes aún no se les ha comunicado nada. Oficialmente no se sabe cuándo comienzan las clases ni cuándo nos reintegramos, porque tampoco está dicho cuando se van hacer los traslados ni cuando se van a elegir los cargos”.

Para Pereira es llamativo que el ministro anuncie “el último eslabón de la cadena” y no se hable “del proceso anterior; se sabe cuándo empezamos a trabajar pero no dónde vamos a trabajar”.

Normalmente la elección de los cargos es en diciembre, informó Pereira, algo que en 2020 no se concretó. Según destacó la secretaria general, la federación le ha enviado al Consejo de Educación Inicial y Primaria al menos dos notas expresando su preocupación por la falta de organización en los traslados y la elección de los cargos, pero aún no han recibido respuesta. De hecho, Pereira subrayó que se ha comunicado personalmente con la directora general de Primaria para conocer la situación y tampoco se le ha informado del calendario.

Para Pereira “la falta de organización es preocupante; el proceso de elección de cargos y traslados abarca todo febrero, porque estamos hablando de 2.300 escuelas, más de 20.000 docentes, 344.000 niños. Este tamaño de organización demanda muchos días de trabajo y gestión. Da la impresión de que no se está públicamente dimensionando lo que conlleva la organización de todo el proceso”, puntualizó.

La docente agregó que “sorprende el accionar del consejo, debería haber respuesta y planificaciones con pandemia; más vale tener definido el proceso y retroceder que no tener nada planificado”.

FUENTE: LA DIARIA

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí