En el marco del Día Nacional de la Carne que se celebra el sábado 29 de mayo, la Unión de Vendedores de Carne (UVC) invitó este viernes a una degustación con protocolo sanitario de restaurante en su sede para celebrar esta fecha en la que estuvieron presentes el presidente del INAC, Fernando Mattos e integrantes del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.

En la oportunidad, las autoridades se refirieron a la situación actual del mercado cárnico tanto local como regional, en esta época de pandemia. En ese sentido, el presidente de la UVC, Alfonso Fontenla, expresó que el objetivo es continuar dándole lo mejor al consumidor.

“La pandemia ha hecho que el consumidor tenga dificultades para acceder a la carne y eso lleva a que no haya el mismo flujo de venta que había antes de la pandemia”, sostuvo Fontenla. Explicó que a pesar de que la compra de carne vacuna a nivel local bajó levemente, el consumo de carne aviar aumento casi en un 7%, lo que compensó la merma en la compra de otros tipos de carne, como la porcina.

Asimismo, aseguró que Uruguay continúa estando “muy bien posicionado” a nivel mundial, donde, además de China que es el principal mercado exportador, aparecen otros como la comunidad europea y Estados Unidos.

En tanto, el presidente de INAC, Fernando Mattos, consideró al Día de la Carne como un día “muy importante” que sirve para hablar de los temas vinculados al sector y al producto, así como para reflexionar, visitar comerciantes y apoyar al mercado interno.

En cuanto a la situación del sector, Mattos explicó que en los últimos 6 meses ha aumentado un 20% el precio de la carne, pero se venía de un año donde el precio había estado por debajo de la inflación. En ese sentido, dijo que la Unión de Vendedores “es una entidad ejemplar”, que congrega un número importante de carniceros y que en esta difícil situación de pandemia “han hecho un trabajo importante en la reducción de los precios, buscando los excedentes de exportación, negociando con la industria y ofreciéndole al público cortes de primer nivel a un precio bastante accesible”.

El presidente del INAC se refirió también al mercado externo, donde Asia es uno de los mercados que más demanda carne uruguaya.   

“China está liderando, pero además tenemos a Japón y a Corea. Esos países reciben abastecimiento fuerte de Australia, que está en un momento de poca oferta, y por lo tanto es un actor importante que se retira del mercado. Si le agregamos la decisión de Argentina de ausentarse, evidentemente eso genera una demanda y una inflación en el mercado en cuanto a precios. Tiene un aspecto positivo que es la exportación, donde destinamos la mayor parte de la producción y tiene sus consecuencias en el mercado interno que no es tan positivo porque hay una especie de traslado de precio en suba al mercado doméstico, donde las personas, actualmente, se encuentran en una situación complicada de menos ingresos, con un nivel de desempleo alto, y mucha gente en seguro de paro”, afirmó Mattos.

Celebración
Este sábado 29 de mayo Uruguay celebra el Día Nacional de la Carne, fecha en la que se rememora el primer viaje del Buque “Le Frigorifique” a través del Atlántico llevando carne congelada del Río de la Plata a Europa en el año 1876. Esta celebración se lleva a cabo en medio de una pandemia mundial que obligó a las carnicerías tradicionales a actualizarse y adaptar su negocio a la nueva realidad, incluyendo distintas modalidades de venta a través de plataformas digitales.  

Según explicó el presidente de la Unión de Vendedores de Carne (UVC), la pandemia trajo consigo nuevos comportamientos de consumo por parte de las personas, una realidad a la que las carnicerías buscan adaptarse.

“Las carnicerías, sin ningún tipo de dudas, tienen que adaptarse a las nuevas modalidades de venta, esas modalidades que hacen que la gente cada vez más utilice algún medio electrónico para poder hacer sus pedidos: lo hace con los supermercados en gran medida y lo hace, poco a poco, con los comercios tradicionales y de cercanía”, expresó Fontenla.

Explicó que las carnicerías han tenido que aggiornarse a esta realidad y vender a través de plataformas digitales, para poder mantener los niveles de ventas.

“El consumidor no quiere perder el tiempo en hacer sus compras, sino que cada vez más, busca recibirlas en su hogar. Todas estas plataformas electrónicas llevan a solucionar ese tipo de inconveniente, y evitar que el cliente pierda tiempo moviéndose, un tiempo que lo puede utilizar en otro tipo de actividades”, consideró el presidente de UVC.

Eso ha llevado a que las carnicerías cambien la forma de encarar su negocio para poder adaptarse a la demanda de los clientes, con el objetivo de que su negocio pueda seguir avanzando en un mundo cada vez más competitivo.  

“Si las carnicerías no se actualizan y adaptan a esta modalidad de venta, el cliente, lamentablemente, se va para otro canal de consumo. Poco a poco han aparecido plataformas que van dando soluciones al comerciante para poder incorporar ese tipo de tecnología que lleve a que pueda vender por ese canal una cantidad importante de mercadería”, aseguró el presidente de UVC.

Aunque aclara que la cantidad de ventas a través de plataformas digitales se dan más en unos barrios que otros, desde la UVC saben que este tipo de prácticas de consumo se van extendiendo cada vez más.

Pero la pandemia no solo ha provocado un cambio en la forma de compra, sino también en la forma de consumo: los uruguayos, al permanecer más tiempo en los hogares, han tendido a la preparación de platos más elaborados y han elegido cortes de carne que antes no se consumían tan a menudo, sobre todo para las comidas de olla. En ese sentido, Fontenla dijo que ha habido un aumento en la compra de cortes delanteros, como la aguja y la paleta.

Por esa razón, las carnicerías han optado por exhibir y tener una mayor cantidad de cortes de ese estilo para satisfacer la necesidad de los clientes, a pesar de que, de a poco, el hábito de consumo de carne en la actualidad está tendiendo a lo que era antes de la pandemia, cuando se consumían cortes de carne que rendían más y llevaban menos tiempo de elaboración, como las pulpas de trasero, el cuadril, la bola de lomo, el peceto o la colita de cuadril.

“Hoy en día, con la vacunación, pensamos que poco a poco se va a ir normalizando el consumo y las personas van a adoptar nuevamente las costumbres que tenía antes de la pandemia”, afirmó Fontenla

Desde el año pasado, la Unión de Vendedores de Carne viene ofreciendo promociones y beneficios en distintos cortes de carne, para lo cual realiza constantes negociaciones con frigoríficos y proveedores para conseguir buenos precios que luego se trasladan a los consumidores. En mayo, el elegido fue el peceto relleno que se vendió a $329 el kilo, un 40% por debajo del precio habitual. El objetivo de la UVC, que sustenta de forma directa e indirecta a más de 10.000 familias uruguayas, es continuar creando promociones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí