• A fines de 2016, nuestro Departamento procesó una reforma tributaria respecto del alumbrado público derivada de una política convenida entre el Gobierno Nacional (por aquél entonces del Frente Amplio) y los Gobiernos Departamentales, al amparo del mecanismo que establecía la Ley de Presupuesto para el ejercicio 2015-2019.
  • Desde aquél momento, los y las socialistas de Colonia, que apoyamos aquella concertación, hemos hecho un seguimiento estricto de la novel modalidad impositiva a los efectos de controlar la “razonable equivalencia” exigida legalmente entre la recaudación y el gasto.
  • Así fue que de forma constante, realizamos sendos pedidos de información pública, tanto a la U.T.E como a la Intendencia de Colonia y participamos en iniciativas puramente frenteamplistas para mejorar algunos aspectos específicos que aún permanecen incambiados (exoneración de cooperativas de viviendas, realojos, zonas inundables).
  • Hasta ahora, y este es un detalle muy importante, la inversión que implicó el recambio de luminarias a tecnología LED en casi todo el territorio departamental colocándonos a la vanguardia nacional, impidió la existencia de grandes excedentes que pudieran tener destinos distintos a los legalmente establecidos, es decir, consumo, mantenimiento y extensión del servicio de alumbrado público.
  • Sin embargo al estudiar el Presupuesto Quinquenal presentado por el Intendente, hemos detectado que si la recaudación se mantiene, la Intendencia podría percibir unos 230 millones de pesos de sobra, algo que no debe suceder porque sería ilegal.
  • Frente a este contexto y panorama, existen 3 caminos de solución: o se baja el monto del impuesto o se  exoneran grupos poblacionales específicos o se invierte todo ese dinero en mayor iluminación.  No hay alternativas.
  • Este es uno de los temas de preocupación de los socialistas con respecto al Presupuesto presentado por el Intendente. Pero no es el único. Además estamos preocupados: a) porque no hay mejora salarial prevista para los empleados municipales; b) porque el Intendente no tiene previsto mejorar el acceso democrático a las costas del departamento; c) porque algunas medidas a tomar amenazan el necesario proceso de descentralización; d) porque se le da total libertad al Intendente para pagar altos sueldos a cuantos asesores quiera contratar, sin necesidad de explicar por qué se los contrata y qué función cumplen; e) porque las inversiones previstas no parecen suficientes para atender las necesidades de la gente.

Por todo esto expresamos nuestro compromiso de proponer soluciones, discutir con seriedad todos los temas vinculados al Presupuesto Quinquenal y no olvidar que es la Intendencia la que debe brindar buenos servicios a los vecinos y no los vecinos los que tienen que pagar sueldos cada vez más altos a jerarcas que no parecen merecerlos.

Partido Socialista Colonia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí