Texto realizado por estudiantes de 6to. año de la Escuela N°10 “Elías Huber”, acerca del enfrentamiento ocurrido del 18 de mayo de 1811.

Antes de referirnos al enfrentamiento: ¿qué había sucedido?
España fue ocupada por tropas francesas desde 1808, generando cambios en el poder.
Posteriormente, en Montevideo, el gobernador Francisco Javier De Elío fue nombrado Virrey, pasando Montevideo a ser la capital del Virreinato del Río de la Plata. En el año 1810, una Junta revolucionaria en Buenos Aires se había levantado contra la corona española y necesitaba del apoyo de los orientales. Posteriormente, el 28 de febrero de 1811, con el Grito de Asencio, había comenzado en la Banda Oriental una movilización de personas que se fue extendiendo por la campaña. En abril se produjo la incorporación efectiva de José Gervasio Artigas, ex blandengue, carismático y figura reconocida en todo el territorio, quien anuncia su apoyo al levantamiento y llama a los patriotas que quisieran tomar las armas y ponerse a sus órdenes, a acompañarlo. Este hecho es conocido como la Proclama de Mercedes. En su camino hacia el sur, Artigas va reuniendo patriotas. Juntos van avanzando. Llegaron a Canelones el 12 de mayo. Allí se enteraron que habían enviado un ejército para combatirlos, al mando de José Posadas. El 17 de mayo acamparon a dos leguas de Las Piedras, donde se encontraba el ejército enemigo.

¿Cómo estaba formado el ejército español? ¿Qué diferencias tenía con el de los orientales?
El ejército español, al mando de José Posadas, contaba con aproximadamente 1200 soldados que estaban preparados para realizar maniobras militares, utilizar artillería y fusiles que eran modernos para la época. El ejército oriental, al mando de José Gervasio Artigas, lo conformaban en su mayoría, hombres de campo y desertores de las filas españolas.
Totalizando aproximadamente 600 combatientes a caballo y 400 a pie. Contaban con unos pocos fusiles, 2 cañones, y armas de construcción sencilla, entre ellas: boleadoras y lanzas construidas con tijeras de esquilar atadas a cañas de tacuara.

¿Qué sucedió el 18 de mayo?
Ese día, hacia las 11 de la mañana se inicia la batalla que termina avanzada la tarde, cuando José Posadas izó la bandera blanca en señal de rendición y entregó su sable a Dámaso Antonio Larrañaga, quien en nombre de los orientales, lo recibe en gesto de rendición.

¿Por qué se dice que “eran pocos, pero fueron más”?
“Eran pocos, pero fueron más” significa que a pesar de la inferioridad numérica y de recursos, los orientales lucharon con fervor por la causa, logrando la victoria.

¿Cuál fue el rol de José Gervasio Artigas?
El líder de los orientales, demostró sus conocimientos sobre el territorio, desarrollando un plan de ataque por el frente, por los costados y por la retaguardia. Esta estrategia fue muy importante para alcanzar el objetivo. También se destaca la actitud humanista de José Gervasio Artigas dando auxilio a los heridos, pronunciando la conocida frase: “Clemencia para los vencidos, curad a los heridos y respetad a los prisioneros”.

¿Cuál fue la importancia de la Batalla de Las Piedras?
La Batalla de Las Piedras se convirtió en un símbolo de resistencia y determinación, marcando un hito en la lucha por la independencia de la región. Permitió fortalecer la posición de Artigas como líder independentista y sirvió de inspiración para nuevos movimientos de liberación.
Aunque la lucha por la independencia de Uruguay continuó durante 14 años más, la Batalla de Las Piedras fue un paso crucial en el camino hacia la libertad, por ser la primera gran victoria sobre los opresores.
En definitiva, en esta fecha, recordamos la valentía y el sacrificio de aquellos que lucharon por la libertad y la justicia en tiempos difíciles. Hoy, renovamos nuestro compromiso con los valores que nos guían y nos inspiran, comprometiéndonos a luchar por un mundo más justo,
más equitativo y más inclusivo.
Recordemos siempre que la historia se construye día a día, con cada acción que hacemos y cada decisión que tomamos. Sigamos adelante con determinación y valentía, considerando siempre el legado de aquellos que nos precedieron.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí