Al menos 49 personas murieron y otras 48 resultaron heridas en dos tiroteos registrados este viernes en dos mezquitas de la ciudad de Christchurch, en Nueva Zelanda.
La primera ministra del país, Jacinda Ardern, calificó la masacre como “un ataque terrorista”. El jefe de la policía neozelandesa, Mike Bush, confirmó que tres hombres y una mujer fueron arrestados como sospechosos de participar en los ataques, que fueron “minuciosamente planeados”.

Poco después indicó que un hombre de unos 28 años ya ha sido acusado formalmente de asesinato y debe comparecer ante un tribunal mañana. De los otros tres detenidos se cree que uno no tuvo ninguna participación en el ataque mientras que se sigue investigando a los dos restantes. También que en uno de los vehículos de los detenidos se encontraron dos artefactos explosivos caseros, que ya han sido desactivados por las fuerzas de seguridad.
El primer ministro de Australia, Scott Morrison, dijo por su parte que uno de los arrestados es ciudadano australiano y lo describió como un “terrorista violento de extrema derecha”. En un manifiesto mostró su apoyo al presidente Donald Trump, como símbolo de una identidad blanca renovada.

Testigos dijeron a medios locales que un hombre armado abrió fuego dentro de la mezquita de Masjid al Noor, en el centro de Christchurch, donde cientos de personas participaban en las oraciones del viernes.
Pocos minutos después, se reportó otro ataque en una mezquita ubicada en una zona conocida como Linwood.
El Hospital Christchurch confirmó que está atendiendo a 48 pacientes por heridas de bala “que van desde niños pequeños hasta adultos”.
“Lo que ha ocurrido es un acto de violencia extraordinario y sin precedentes”, dijo la primera ministra neozelandesa.
“Es uno de los días más oscuros para nuestro país”, agregó Ardern, quien comunicó que el nivel de alerta en el país había sido elevado a “alto”.

“Debemos tratar con los invasores dentro de nuestras tierras y los invasores que buscan entrar en nuestras tierras. Debemos aplastar la inmigración y deportar a los invasores que ya viven en nuestro suelo. No es solo una cuestión de nuestra prosperidad, sino la supervivencia misma de nuestra gente”, se puede leer en el manifiesto de más de 70 páginas escrito por el terrorista y titulado “El gran reemplazo, hacia una nueva sociedad”.

Emisión en vivo en Facebook
Se reportó que uno de los autores del tiroteo realizó una transmisión en vivo del ataque a través de sus redes sociales, tras lo que Facebook publicó la siguiente declaración: “La policía nos alertó sobre un video en Facebook poco después de que comenzara la transmisión en vivo y eliminamos rápidamente el video y las cuentas de Facebook e Instagram del atacante”.

“También estamos eliminando cualquier tipo de elogio o apoyo hacia el crimen y el atacante o atacantes tan pronto como los localizamos”, agregó la compañía.

Fuente: En base a BBC

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí