La Dirección General de Coordinación (DIGECOOR) del Ministerio de Salud Pública junto a sus direcciones departamentales de salud implementa un proyecto para facilitar la inclusión social, la interacción y la comunicación con las personas sordas en todo el país en el marco de la pandemia por COVID-19.

Se ha percibido que la comunicación con personas sordas y de baja audición encuentra una barrera en el uso recomendado de mascarillas faciales, más conocidas como tapabocas, para evitar la circulación del virus y los contagios. El tapabocas dificulta la lectura de labios porque los cubre, pero además su correcto uso implica cubrir buena parte del rostro y con esto no es posible observar todo el marco gestual en el que se da la comunicación.

Esta línea de acción que lleva adelante el MSP hace visible la problemática durante la emergencia sanitaria y colabora en la inclusión social de la población sorda de acuerdo con los cambios en la vida cotidiana que generan las pautas de protección e higiene.

Las máscaras faciales cumplen con la protección recomendada por la autoridad sanitaria en el marco de la emergencia sanitaria. Su uso colabora en la no exclusión de las personas sordas de las pautas relacionales y vinculares en la nueva realidad.
Las mismas son para uso de las personas que atienden a  personas sordas posibilitando la comunicación, como ejemplo en oficinas de atención al público.

A partir de la próxima semana se estarán entregando dichas máscaras a los referentes y personas sordas del departamento.

Mascarillas y máscaras
Básicamente hay dos tipos de protección para facilitar la comunicación con personas sordas: mascarillas o tapabocas con visor (zona transparente a nivel de boca) y las máscaras faciales, que cubren todo el rostro con material transparente. En cada caso hay muchos modelos (con elástico, con vincha, variaciones en el material, etcétera).
El Ministerio de Salud Pública, en el marco de su proyecto de inclusión de personas sordas, distribuirá máscaras faciales de material acetato y elástico de goma.
Es importante señalar que el uso de la máscara facial debe combinarse con otras medidas de protección personal y colectiva: hacer un correcto y frecuente lavado de manos o usar alcohol en gel, mantener la distancia de 2 metros, evitar aglomeraciones, cubrir con el pliegue del codo la tos o estornudo, evitar tocarse la nariz o la boca y ventilar los ambientes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí