Tal como lo había anunciado, el Frente Amplio (FA) no votó la venia para el ascenso a general del coronel Jorge Fernández. En la sesión de la Comisión Permanente del Parlamento, el senador Óscar Andrade argumentó sobre la negativa de la oposición a acompañar este pedido del Poder Ejecutivo.

“Nosotros como el FA no acompañamos este ascenso por una razón: el coronel Jorge Fernández estuvo implicado en una circunstancia por lo menos extraordinariamente confusa y complicada con la Justicia”, comenzó diciendo Andrade. En 2019, Fernández, en su calidad de jefe de la Brigada de Caballería N° 1 de Rivera, firmó en dos oportunidades la revista de existencia del coronel retirado Pedro Mato, que se encuentra prófugo desde 2013 de la Justicia uruguaya e italiana por estar vinculado al asesinato de Luis Batalla, un albañil detenido en Treinta y Tres, y por haber participado en el Plan Cóndor.

La fiscal Brenda Zapater comenzó a investigar cómo Mato había accedido a este documento, que habilita a los militares retirados a percibir la jubilación, y convocó a Fernández a declarar. Allí Fernández negó conocer a Mato. Sin embargo, un subalterno informó que no sólo lo conocía sino que el militar prófugo solicitó hablar con Fernández cuando concurrió al Centro Militar, explicó Andrade. “Lo que en primera instancia laudan la jueza y el Tribunal de Apelaciones es que no es falso testimonio, porque no formarían parte del proceso penal las declaraciones a la Fiscalía. Ahora, en términos éticos, claramente es reprobable que alguien omita información ante un fiscal [sobre una causa] que está relacionada con crímenes de lesa humanidad”, dijo Andrade.

Para el senador, las sentencias no dicen que el coronel dijo la verdad, solamente que no configura testimonio falso por un “tecnicismo jurídico”. Por otra parte, también indicó que el FA no acompañará la venia por las posturas públicas del coronel en redes sociales sobre la igualdad de género. El 10 de marzo de 2020 el coronel compartió una lista en la que se sostiene que las “mujeres femeninas” “cuidan su cuerpo, luchan por sus ideales, no apoyan la violencia, [son] emocionalmente estables” y las “mujeres feministas” “exhiben su cuerpo, denigran sus ideales, son violentas, demencialmente inestables”, entre otras cosas. “Nos parece que no corresponden y son denigrantes a un movimiento que combate una de las desigualdades más fuertes, que es la desigualdad de género”, afirmó Andrade.

El senador nacionalista Gustavo Penadés pidió reconsiderar el punto y dijo que había dudado si justificar su voto a favor de la venia o no, pero luego de la intervención de Andrade sentía que debía hacer uso de la palabra. “No con el objeto de polemizar, pero sí dejar en claro algunas cuestiones vinculadas a lo judicial que entendemos que son pertinentes que queden de manifiesto”, sostuvo, y agregó que tanto en la sentencia en primera instancia como la sentencia del Tribunal de Apelaciones no solamente se refiere a temas de forma sino también de fondo. “Se entiende por parte del Tribunal de Apelaciones que la acusación que oportunamente el fiscal llevó adelante, además de haber sido en forma indebida desde el punto de vista procesal, no reunía las condiciones de fondo tampoco para ser atribuido o imputado dicho coronel por el delito de falso testimonio”, dijo Penadés, y puso la sentencia a disposición de la Comisión Permanente.

FUENTE: LA DIARIA

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí