El edil departamental Gabriel Gabbiani (Partido Colorado – Lista 1600) cursó al intendente de Colonia un Pedido de Informes a efectos de conocer cuál es la situación actual en torno a la administración de la Terminal de Omnibuses de la ciudad de Colonia del Sacramento.

El cuestionamiento radica en que el plazo de 10 años de adjudicación a la empresa ganadora de la Licitación Nº 4/2000, para la Concesión de la Explotación y Mantenimiento de la Terminal de Pasajeros de Colonia del Sacramento (que se otorgó a favor del Grupo de Interés Económico “Terminal Colonia GIE” el 26.09.2001 a través de la firma de un convenio entre dicho grupo empresarial y la Intendencia de Colonia), venció el 1º de octubre de 2011, pero a casi una década de expirado el mismo, la Junta Departamental no ha tenido información de que se haya hecho un nuevo llamado para una nueva adjudicación o de que, en su defecto, se haya prorrogado el plazo ya vencido.

Al respecto, Gabbiani señaló que “hace tiempo que venimos advirtiendo de esta situación irregular, averiguando datos y recabando información a efectos de transitar sobre un camino seguro al momento de realizar este Pedido de Informes, porque tenemos como ediles la obligación constitucional de fiscalizar estas cosas y porque además es un tema de transparencia para la Intendencia, para las empresas de transporte y para la ciudadanía”.

“Tomamos contacto con esta situación fortuitamente, por una respuesta a un Asunto Previo que presentamos hace casi 10 años en la Junta Departamental solicitando la reparación y modernización de los gabinetes higiénicos de la Terminal. Después de muchas vueltas en distintas dependencias de la Intendencia, en particular en la Dirección de Arquitectura, se informó que la reparación de los baños se incluiría en los pliegos del próximo llamado a licitación para administrar la Terminal”, dijo Gabbiani.

“Se desprendía de la misma respuesta que el lapso adjudicado había vencido en octubre de 2011, por lo cual desde ese entonces a la fecha, todo está envuelto en una nebulosa. No sabemos cuál es la situación actual, cómo se lleva a cabo la administración y cuál va a ser el futuro de la Terminal que, entre otras cosas, necesita importantes ampliaciones (por ejemplo en lo que tiene que ver con la cantidad de andenes y particularmente los techados) y acondicionamientos”, aseguró el edil colorado.

Puntualmente, Gabbiani solicita conocer:

  1. Si en algún momento de ese período de 10 (diez) años el Ejecutivo Comunal modificó el convenio de referencia y extendió el plazo de usufructo de las instalaciones de la Terminal que, como queda dicho, venció el 1º de octubre del año 2011.

En caso afirmativo, con qué fecha lo hizo y por qué lapso, y si dicha autorización fue avalada por la Junta Departamental de Colonia, adjuntando copias de las resoluciones correspondientes;

  • En caso de no haberse aprobado una prórroga del convenio, y en virtud de que el mismo venció hace más de 9 años, se informe cuál fue la razón para aquello y cuál es el vínculo actual entre la IDC y el Grupo GIE;
  • Si la cifra mensual de U$S 7.583 mensuales que “Terminal Colonia GIE” debía abonar a la Intendencia por la ocupación y el usufructo de todas las instalaciones se ha mantenido invariable o se ha modificado, y en ese caso por qué montos, en cuántas oportunidades y a partir de cuándo;
  • En caso de haber sufrido variaciones la mencionada cifra, se informe cuánto ha sido el ingreso total desde 2001 a la fecha, discriminado mes a mes, y si actualmente existe atraso en los pagos, desde qué fecha y qué gestiones se han hecho para hacer efectivo el cobro:
  • Se informe cómo y en qué la IDC ha utilizado esos recursos, especificando si se ha reinvertido en la propia Terminal -habida cuenta de que no se encuentra en su mejor estado, que hay evidentes roturas en la escalera principal, en los pisos y en los baños, y que anidan pájaros en su interior, entre otras anomalías- o se han derivado hacia otras áreas, especificando en cuáles y adjuntando los comprobantes correspondientes.
  • Se informe si la IDC implementó un nuevo llamado a Licitación para proceder a una nueva adjudicación proporcionando los detalles y resultados del mismo o, en su defecto, si no lo hizo, si se encuentra implementando o va a implementar un nuevo llamado, y si ya se encuentran redactados los pliegos de condiciones;
  • Cuál es la fecha prevista para el referido Llamado a Licitación y cuál la fecha prevista para la apertura de las ofertas;
  • Si los referidos pliegos de condiciones incluyen obras de ampliación edilicia, incremento de andenes, techado de los mismos, remodelación, adecuación y/o modernización de los espacios de la Terminal (entre ellos los gabinetes higiénicos de la misma y los accesos, que se encuentran en precarias condiciones, en especial la escalera principal);
  • Si se contempla la posibilidad de que la actual empresa adjudicataria, eventualmente tenga la posibilidad de equiparar la mejor oferta a fin de mantener la administración del espacio de referencia.

“Si el nuevo llamado se está instrumentando, nos parece de fundamental importancia que se contemple a los actuales administradores, dándoles la posibilidad de competir en igualdad de condiciones con otros grupos empresariales que pudieran manifestar su interés en convertirse en los nuevos administradores. Pero es necesario normalizar, de una vez por todas, una situación que lleva una década de forma irregular”, aseguró Gabbiani.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí