El próximo lunes 20 de mayo, la Sociedad de Auxilios Frauenverein – Hogar para ancianos, celebrará 115 años de su creación, en aquel momento en la zona rural de la colonia suiza, donde se ofrecía cuidado de enfermos, la instrucción a jóvenes en la organización doméstica y educación religiosa y social de la juventud. La dirección de esta actividad, estuvo a cargo, durante 30 años, de la Señora Elisabeth Schegg.
El espacio para desarrollar esa tarea, fue puesta a disposición por la Congregación de la Iglesia Evangélica en su predio.

En 1919 se inaugura el edificio que cumpliría, fundamentalmente las tareas de parto-
En 1965 se inaugura uno de los sectores más nuevos para dar residencia a los adultos mayores y es a partir de ese momento que coexisten la maternidad y el Hogar para Ancianos.
Sobre este nuevo aniversario, HELVECIA entrevistó a la señora Alicia Moreda, actual Presidenta de lo que hoy es, oficialmente, la Sociedad de Auxilios Frauenverein y tal como se la denominó en aquel 1909.
Moreda señala que, en ese año, se creó una Comisión para poder crear el espacio adecuado donde atender, principalmente a las mujeres próximas a dar a luz, pero también familiares, hijos, abuelas.
“Era como una Institución de salud, para poder atender a quien lo necesitara”.
Elizabeth Schegg había llegado a la colonia suiza en 1862, en el primer contingente, junto a su primer esposo y cinco hijos.
Alicia Moreda destaca que muchos de los primeros colonos llegaron aquí “con la idea de servir, tender, enseñar”.
Elisabeth comenzó dando clases de alemán y catequesis, a los chicos que vivían en la zona que, no eran muchos, pero había que comenzar a educarlos.
Viendo las necesidades de las personas, mandó a Alemania cartas, solicitando el envío de “Schwester” (enfermeras) que pudieran ayudarla en el cuidado, especialmente, de las parturientas.
Pero también a los bebés o a los esposos que pudieran estar enfermos o lastimados por las tareas del campo.
Con ellas se formó la Comisión que impulsó la creación de un edificio, que, si bien comenzó a funcionar en 1909, se inauguró oficialmente en 1919.
Apenas un mes después de inaugurado y cuando tenía 85 años, Elisabeth Schegg falleció.

Recordemos en este punto que la calle Frau Spori, que hoy todos conocemos en Nueva Helvecia, lleva ese nombre en honor de Elizabeth, quien había estado casada con Samuel Spori, por lo que el nombre de la calle, traído al español, es “Señora Spori”.
Es interesante saber que en Nueva Helvecia hay varias calles dedicadas a mujeres que, sin embargo, llevan el apellido de su esposo (no el paterno, como sería más adecuado a las normas legales del país)
En setiembre de 2022, se presentó en la Junta Departamental, un proyecto para hacer el cambio correspondiente que “por justicia correspondería, a los efectos de rendir con acierto el tributo pretendido, que las calles llevasen el nombre de quien efectivamente se quiere recordar”.

Aspectos históricos
Desde su inauguración, hasta 1978, la Sociedad convivió con el ya establecido Hogar para Ancianos pero, ese año, Salud Pública dispuso la separación.
HELVECIA plantea la situación general del servicio, que se prestaba dentro del predio y con la anuencia de la Congregación Evangélica.
En este punto, es interesante observar que a mediados del Siglo XIX si bien se le denominaba Congregación, no lo era únicamente por razones religiosas, sino porque era, precisamente, una forma de estar y hacer cosas juntos, de congregarse, más allá de la fe religiosa de cada uno.
“Era congregarse para hacer algo en común que fuera bueno para todos”, resume Alicia Moreda.

Hoy
Hasta 2017, el Hogar para Ancianos fue una dependencia de la Congregación Evangélica.
Hoy, y desde entonces, es totalmente independiente, tanto económica como en otros aspectos como el confesional.
“Se sigue con los valores de la buena atención”, destaca Moreda, y “tiene su capacidad cubierta”.
Destaca la atención personalizada, el respeto a la libertad individual y la entrega de todos los cuidados que requiera.
Se trata de una Institución sin fines de lucro, que desde 2017 cuenta con Personería Jurídica, lo que le da la total independencia, a pesar de situarse en el mismo predio de la Congregación.
Alicia Moreda destacó que “eso nos abrió muchas puertas y tenemos el apoyo del Estado en muchas cosas”.
Enumeró el apoyo de Banco de Previsión Social y de distintos Ministerios, como Obras Públicas lo que ya le ha permitido hacer mejoras y ampliaciones, además de elaborar proyectos de futuro inmediato y mediato.
La Presidenta destacó que la Institución integra las Fuerzas Vivas de Colonia Suiza, pudiendo participar de todas las actividades que se organicen.
Destaca este punto, porque significa aporte económico para el Hogar mediante las actividades benéficas que se realicen.
Recordó Alicia Moreda que el único ingreso directo es el aporte de los residentes.
Respecto a los ingresos a la Institución, dijo que no hay límites de edad. Explicó que solamente, cuando alguien manifiesta su propósito de alojarse en el hogar días antes se le hace un acompañamiento con el Asistente Social de la Institución, para determinar su situación personal antes y después del ingreso.
Alicia Moreda destacó dos aspectos “muy importantes”, que son las habilitaciones de Salud Pública, MIDES y de la Dirección de Bomberos.
La Presidenta destaca y subraya las numerosas actividades que se ofrecen a los residentes, como gimnasia, coro, manualidades, lectura, etc.
Señaló también la comodidad del espacio disponible, no solo para la comunidad dentro del edificio, sino del disfrute al aire libre.
En este punto, destacó un proyecto conjunto con la Embajada de Suiza, para construir una vereda sobre el parque para que les permita pasear cómodamente, incluso en silla de ruedas.
Además, informó que se proyecta rodear esa calle de un jardín terapéutico, con árboles y arbustos que permitan la concentración de pájaros y, en fin, un mayor bienestar al residente.
“Siempre hay algo que hacer”, insiste Moreda y remarca el beneficio que ha sido para el hogar la autonomía alcanzada en 2017 y las habilitaciones de distintos organismos en 2023.
Tiene palabras de agradecimiento por el apoyo de la comunidad toda de Nueva Helvecia y sus distintas Instituciones, a la vez que valora especialmente el aporte de los funcionarios y el personal general de la Institución.
Admite una carencia, pero no duda de que se podrá cubrir en el menor tiempo posible: el Hogar Diurno.

Un punto importante
Para cerrar la nota con la Presidenta de la Sociedad de Auxilio Frauenverein – Hogar para Ancianos, Alicia Moreda, HELVECIA trajo a colación un punto que creemos importante que, probablemente, mucha gente no tenga totalmente claro y asumido.
La pregunta fue, si la condición religiosa del huésped o aspirante del Hogar, es relevante.
Enfáticamente dijo que no, para, de inmediato destacar la importancia de que este tema sea conocido y admitido por todos.
El Hogar Frauenverein, como antes la Sala de Auxilio, residen en el predio de la Congregación Evangélica de Nueva Helvecia, Institución religiosa que cuenta con las dos Capillas, una de las cuales fue el primer templo religioso que hubo en la colonia.
Dispone también de un cementerio.
Alicia Moreda enfatiza que no es un requisito para el ingreso al Hogar o solicitar algún servicio, pertenecer o profesar la religión evangélica.
De hecho, ni es una pregunta que se haga a un aspirante.
Incluso, agregó, de muchos de los residentes se desconoce si profesa alguna religión.
De hecho, también, en algunos dormitorios pueden verse imágenes representativas de otras creencias religiosas.
HELVECIA planteó el tema, considerando que debía incluirlo en una nota periodística que lo incluye desde la historia misma, y que será leída, seguramente, por personas de todas las religiones.
Y también puede darse en otros campos, el profesional, el académico, el político, el filosófico, incluso el deportivo.
Tal vez por desconocimiento, por costumbre, por sobreentendido, asociamos temas, actitudes, actividades, a un origen determinante de una relación, de una tarea común e, incluso, del comportamiento habitual frente a la sociedad y a algunas de las leyes que la rigen.
Alicia Moreda insiste y cree necesario recordar que la Sala de Auxilios y el Hogar nacieron en el seno de la Congregación Evangélica con la cual se mantienen incambiadas las excelentes relaciones de siempre pero hoy, “somos una Institución laica”.

Por Ida Guigou.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí